Investigación de la Seca

Investigación de la Seca

La dehesa supone la última barrera frente al avance del desierto por el sur de Europa.

En los últimos 25 años se han secado más de 500.000 árboles (encinas y alcornoques) en el suroeste de España, según consta en el “Informe de la Ponencia de Estudio sobre la protección del ecosistema de la dehesa” del Senado de España. Si perdemos los árboles, la dehesa desaparece, desaparece la biodiversidad, desaparece el suelo, y queda la puerta abierta al desierto. Desde que comenzó el problema, la administración no ha tomado ninguna medida eficaz.

Dada la superficie afectada (más de 2.000 km2 sólo en la provincia de Huelva), la magnitud de su gravedad y sus consecuencias: la enfermedad de la seca de encinas y alcornoques es el mayor problema medio ambiental al que se enfrenta Europa. Al ritmo actual, en los próximos 25-50 años desaparecerán la mayoría de las dehesas que acabarán siendo sustituidas por el desierto.

Desde Fundación Monte Mediterráneo estamos colaborando con la difusión de información sobre el problema y la búsqueda de posibles soluciones a través de proyectos de investigación en la Dehesa San Francisco.

Los ganaderos y gestores de la dehesa promueven el siguiente manifiesto:

 

SOS DEHESA – STOP DESIERTO”

1. La encina es el árbol más abundante de España y la dehesa es el ecosistema principal de la Península Ibérica, único en Europa y en el mundo, con unos valores medioambientales, sociales y culturales incuestionables, tal y como lo reconocen sus figuras de protección internacionales (UNESCO y Consejo de Europa).

2. La dehesa es un ecosistema ganadero que se ha conservado gracias al buen hacer de sus habitantes durante miles de años.

3. La dehesa atraviesa una crisis sin precedentes, motivada fundamentalmente por la muerte del arbolado y la asfixiante burocratización de la ganadería extensiva.

4. La desaparición de la dehesa es un problema de carácter transnacional, que está afectando a la Península Ibérica (España y Portugal) y al norte de África; y dada su magnitud, es el mayor problema medio ambiental de Europa.

5. No existe ninguna estrategia de la administración para afrontar este problema en ninguno de los diferentes niveles, desde los ayuntamientos hasta Bruselas. Por tanto, es urgente tomar ya medidas para afrontar esta situación. Para ello, hay que contar con los propietarios, ganaderos y técnicos implicados.

6. La sociedad tiene que conocer los valores únicos e irrepetibles de la dehesa y los gravísimos problemas de ésta y de la ganadería extensiva: un sistema sostenible milenario, productor de alimentos y modelo de conservación medioambiental que está en peligro de extinción.

7.  Es necesario que en la Unión Europea se conozca esta realidad y recordar constantemente que la desaparición de la dehesa es el mayor problema medioambiental de Europa y un radical fracaso en la aspiración de una Europa Verde.

8. Hay que detener el avance del desierto por el sur de Europa, y evitar que las campanas de nuestros pueblos sigan doblando por la dehesa y por los hombres y mujeres del campo.

Las siguientes fotografías muestran esta dramática evolución:

Dehesas del Andévalo (Huelva) (vuelo realizado entre 1977-80).

 

Dehesas del Andévalo (Huelva) 30 años después (vuelo realizado en 2010-2011).



Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación de los usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Cargando...