Una pequeña historia no solo sobre las personas

Una pequeña historia no solo sobre las personas

Publicado el 15/05/2020
Una pequeña historia no solo sobre las personas

Una pequeña historia no solo sobre las personas sino también un estímulo para reflexionar sobre los conceptos de los desperfectos y la perfección, la eficiencia y la cultura, el rendimiento y la estética, la productividad y la ética……

Érase una vez una mujer mayor en China que tenía dos boles colgando de cada lado de un palo que llevaba sobre los hombros. Uno de los boles tenía una grieta mientras que el otro estaba impecable admitiendo una carga completa de agua.

Al final de la larga marcha desde el río a la casa de la mujer mayor, el bol con la grieta solo llevaba la mitad del agua.

Durante dos años, eso ocurría todos los días: la mujer mayor llegaba a su casa con solo un bol y medio de agua. El bol intacto, naturalmente, estaba muy orgulloso de su rendimiento, pero el pobre bol con la grieta se avergonzaba de su defecto y estaba triste por solo poder cumplir la mitad de la capacidad para la cual estaba diseñado.

Después de dos años que le parecían un eterno fracaso, el bol se dirigió a la mujer mayor: “Estoy muy avergonzado de mi grieta de la cual, constantemente, se sale el agua durante el camino desde el río a tu casa.”

La mujer mayor sonrió. “¿Te has dado de que en tu lado del camino florecen las flores, pero en el lado del otro bol no?”

En tu lado del camino he sembrado flores porque yo era consciente de tu fallo. Ahora, tu las vas regando todos los días yendo camino a casa. Durante dos años pude coger flores preciosas para adornar con ellas la mesa de mi casa.

Si tu no fueras exactamente tal y como eres, esta belleza no existiría y no podría honrar mi casa con su presencia.”

Cada uno de nosotros tiene sus desperfectos y fallos, pero son desperfectos, grietas los que hacen nuestra vida tan interesante y gratificante.     

  

Fuente desconocida



Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación de los usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Cargando...